Síguenos en nuestras redes

A qué temperatura congelar agua

¿A qué temperatura se congela el agua?

El agua no tiene por qué alcanzar el punto de congelación a los 0 grados centígrados, sino que puede enfriarse mucho más, hasta los 12,77 °C bajo cero, antes de convertirse en su estado sólido, en hielo. Es más, en algunos laboratorios consiguieron bajar esta temperatura hasta los menos 42 grados sin que esta pasara a estado sólido.

¿Se puede congelar el agua salada?

La respuesta es afirmativa, si se puede congelar el agua salada, pero el proceso de esta va a durar más tiempo que la del agua natural.

En general, los líquidos que contengan sal tardan más en congelarse. Esto es porque el cloruro de sodio (sal común) reduce la evaporación, por lo que se requiere de una temperatura de -6 °C para llegar a congelarse.

Aunque seguro que alguna vez has pensado, ¿y el agua del mar se congela?.

Agua congelada

El agua del mar necesita menos temperatura que el agua dulce para congelarse. Dependiendo de la salinidad, el proceso de cambio de estado será a mayor o menor temperatura. Si cogemos como ejemplo el agua del mar (con una salinidad típica de 35 g/L), el proceso de congelación empezaría a los -2 °C. Por lo que, si ves hielo en el mar es porque esa agua está muy muy fría.

Pero añadimos que nunca podrás ver hielo en el fondo del mar. Solo se podrá percibir en la superficie, flotando. Esto es debido a un comportamiento particular que tiene el agua, en el que hay una relación anómala de su densidad con la temperatura. Ocurre porque el agua tiene una densidad máxima, no a 0 °C, sino a 4 °C. Es decir, el agua a 4 °C es más densa que el hielo mismo y por eso el hielo flota, porque es menos denso. De modo que el fondo del mar continuará en estado líquido, mientras que en la superficie se crean capas de hielo. Ocurre igual que en los lagos o en los estanques que se congelan en invierno, que la parte inferior de estos continúa habitada por algunos seres vivos.

¿A qué temperatura se congela el agua dulce?

Al igual que con el agua salada, el proceso de congelación se tarda más tiempo. Esto se debe a que dicha sustancia reemplaza algunas de las moléculas, provocando que los enlaces que se cristalizan no se unan tan fácilmente.

Así pues, el agua, este elemento tan utilizado en nuestro día a día,  es realmente un gran desconocido. Como curiosidad, el hielo que puedes ver flotando en el mar, como por ejemplo los icebergs, no contienen sales. Esto se debe a que estas son expulsadas por el hielo, es decir, el hielo del mar o el océano está formado por agua dulce. Es por ello que se dice que los casquetes polares son la fuente de agua dulce más grande del mundo, a pesar de estar rodeados de agua salada.

¿Pero sabes que se puede congelar el agua instantáneamente de forma natural? Efectivamente, se puede conseguir y sin ningún elemento químico. Lo único que necesitas es un bol, hielo y sal. Este interesante vídeo del canal LlegaExperimentos, te muestra cómo conseguirlo.

¡Esperamos que este artículo te haya resultado interesante! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios