Síguenos en nuestras redes

Filtros de agua para casa

Filtros de agua para casa

Los filtros de agua son una especie de aparatos compuestos, por lo general, por un material poroso y carbón activo. Estos elementos permiten mejorar la calidad del agua que llega a nuestras casas.

El fin principal del filtro es atrapar las partículas que el agua puede contener, debido a que estas pueden ser tóxicas o perjudiciales para la salud. Algunas de esas partículas pueden ser arena, barro, oxido, polvo, hierro, demasiado cloro o bacterias, entre otras.

Por lo que, si vives en una zona donde el agua es muy blanda o es muy caliza, es recomendable que cuentes con un filtro de agua para poder conseguir un agua de calidad, aunque ya potable.

Además, como hemos comentado, estos filtros de agua no sólo eliminan las impurezas del agua, sino que también elimina el raro sabor que tienen muchas de ellas debidos a los químicos que utilizan para hacerlas potables.

¿Cómo hacer un filtro de agua casero?

Quizás no te atreves a comprar filtros de agua, pero si te gustaría probar a realizar uno casero. Además, si tienes hijos, ten por seguro que esto será una divertida y “científica” actividad para realizar con ellos.

Materiales para un filtro de agua casero

  • Recipiente de plástico transparente. Es recomendable utilizar botellas de más de 1,5 litros, para que puedas añadir todos los materiales sin problemas.
  • Algodón natural o polifill (relleno de fibra), es decir, lo que se utiliza para rellenar los cojines de casa.
  • Carbón activado en polvo, lo venden en las ferreterías, o grava.
  • (Si has utilizado grava, en vez de carbón activo) Arena fina y arena gruesa.
  • Colador.
  • Un barreño o recipiente hondo.

Instrucciones para crear el filtro de agua

¡Ahora toca el momento de la verdad!

  1. Corta la botella de plástico (o el recipiente que hayas utilizado) por la parte superior creando una tapa que se pueda abrir y cerrar. Después, colócala boca abajo, es decir, con el tapón mirando hacia el suelo.
  2. Rellena el interior de la botella con capas de algodón o polifill en el fondo.
  3. Añade el carbón activado en la parte superior. Aunque si lo sustituyes por arena y grava, debes colocarlas en el siguiente orden, de abajo hacia arriba: arena fina, arena gruesa y grava.
  4. Coloca el barreño sobre una superficie plana.
  5. Coloca el filtro de agua casero con la abertura original (o boca) hacia abajo y la tapa puesta.
  6. En la parte superior de la botella, la que se cortó en el primer paso, coloca el colador.
  7. Comienza a verter el agua a ser filtrada por el colador.
  8. Deja que el agua comience a traspasar las distintas capas de carbón activado y algodón.
  9. Cierra la tapa superior cortada y deja reposar el agua por lo menos 15 minutos.
  10. ¡Importante! Deja el filtro de agua casero siempre en posición vertical.
  11. Al finalizar el tiempo requerido, abre la boca de la botella de la parte inferior y deja que el agua ya filtrada se deposite en el recipiente hondo de plástico o cristal.
  12. ¡Y ya puedes beber el agua!

Fuente imagen: Ecología Verde

¿Aún te quedan dudas? Aquí te dejamos un vídeo de Silver Sánchez dónde podrás ver paso a paso cómo se hace.

Esperamos que te haya gustado el post, y si tienes alguna pregunta, ¡no dudes en dejarnos un comentario!

Compártelo con tus contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar
Categorías
Últimos artículos
fuentes-interior

Fuentes de interior

En El Botijo de Andalucía proporcionamos fuentes de agua para interiores para ofrecer un servicio cómodo que ayude a calmar la sed de nuestros clientes

Leer más »
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios