Agua mineral natural de ANDALUCÍA para ANDALUCÍA
952 706 050

Ácido fólico en el embarazo: todo lo que necesitas saber

13 octubre, 2021

Ácido fólico en el embarazo: todo lo que necesitas saber

Posiblemente, si leéis esto, o sois muy curiosos/as, estáis intentando quedaros embarazados o acabáis de enteraros de que lo estáis. Hacéis bien. El ácido fólico en el embarazo es una súper vitamina que debéis conocer, ya que es indispensable para un embarazo sano.

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es la forma artificial o sintética del folato o vitamina B9. Estas vitaminas tienen como función principal en el embarazo prevenir algunas malformaciones en el tubo neural, que es la parte del embrión encargada del correcto del cerebro y la médula espinal. Algunos de los conocidos como defectos del tubo neural por insuficiencia de ácido fólico son la espina bífida o la anencefalia.

La diferencia entre el folato y el ácido fólico es que el folato lo podemos obtener directamente de los alimentos mientras que el ácido fólico se encuentra en suplementos vitamínicos.

Contar con los niveles adecuados de vitamina B9, desde incluso dos meses antes de la concepción y durante los primeros meses de embarazo, resulta imprescindible para la correcta formación de este tubo neural, así como para la generación y mantenimiento de nuevas células.

Otro de los beneficios de tomar ácido fólico en el embarazo es que ayuda a disminuir el riesgo de abortar prematuramente o sufrir preeclamsia.

¿Cuándo empezar a tomar ácido fólico en el embarazo?

Se aconseja la ingesta de ácido fólico antes de quedarse embarazada ya que es durante las primeras cuatro semanas del embarazo cuando se pueden producir los defectos del tubo neural. El tubo neural comienza a desarrollarse muy pronto, incluso antes de que los padres y madres sepan del embarazo. Por eso, es importantísimo tomar ácido fólico desde el momento en que decidís ser papás y mamás.

Consejo: Si estás pensando en ser mamá, debes comentárselo a tu médico para que valore si necesitas tomar un suplemento para tener los niveles de ácido fólico adecuados incluso antes del embarazo.

Se debe continuar tomando ácido fólico al menos durante 3 meses después de enterarnos del embarazo.

¿Qué cantidad de ácido fólico se recomienda?

En cuando a la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, la OMS aconseja una dosis diaria de entre 400 a 800 microgramos de ácido fólico. No podemos olvidar que será el o la especialista quién tendrá que adecuar la dosis diaria de ácido fólico dependiendo de las necesidades de cada persona.

¿Cómo tomar suficiente ácido fólico durante el embarazo?

Para conseguir los niveles adecuados de ácido fólico podemos obtenerlos mediante la ingesta de alimentos ricos en vitamina B9 y con la ayuda extra de suplementos vitamínicos si la propia alimentación no aporta los niveles de ácido fólico necesarios, pero eso sí, siempre bajo la supervisión de un especialista.

Debes saber que… el ácido fólico es hidrosoluble. Las cantidades que sobran no se almacenan sino que son eliminadas de nuestro organismo a través de la orina. Esto hace que necesitemos ingerir esta vitamina diariamente y de manera regular a través de la alimentación o de la toma de suplementos de ácido fólico.

Alimentos ricos en ácido fólico para el embarazo

La importancia del ácido fólico en el embarazo nos hace ser más conscientes de la necesidad de seguir una alimentación saludable y equilibrada durante el embarazo. Hay una gran cantidad de alimentos que nos ayudarán a conseguir la dosis diaria de vitamina B9. ¿Los conoces?

  • Vegetales de hojas verdes, como las espinacas o el brócoli.
  • Legumbres, como los garbanzos, las judías, las lentejas o los guisantes.
  • Verduras, como la zanahoria, el tomate, el espárrago, los puerros o la coliflor.
  • Fruta, como el aguacate, el plátano, la naranja, el melón o la fresa.
  • Frutos secos, como las almendras, las nueces o las avellanas.
  • Cereales, como cereales enriquecidos o arroz integral

¿Cómo cocinar los alimentos ricos en ácido fólico?

A esta vitamina le pasa igual que a la vitamina C, se pierde de forma fácil con el calor o el oxígeno del ambiente por lo que se recomienda conservar estos alimentos ricos en vitamina B9 en el frigo en lugar de a temperatura ambiente (o consumirlas pronto). Además, es aconsejable cocinarlos con técnicas de cocción como a vapor durante pocos minutos para evitar perder esta vitamina.

 

Bibliografía:

Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

MedlinePlus

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.