Síguenos en nuestras redes

meditacion-relajacion-agua

Meditación en el agua y otras técnicas de relajación

Cuando meditamos es frecuente que nuestra mente puede divagar y ponerse a pensar en otras cosas. Realizar dicha meditación en el agua puede ayudar a que nuestra mente esté alerta al encontrarnos en un medio distinto al habitual. Además nos beneficiaremos de las características y propiedades del agua que elijamos, tanto si decidimos sumergirnos o tan solo contemplar su suave fluir si nos colocamos frente a ella.

Meditación y otras técnicas de relajación en el agua

El agua es un elemento que ha sido usado por el hombre para conectarse con la relajación interior. Diversas culturas desde la antigüedad han empleado el agua para lograr una experiencia placentera, de refracción con el objetivo de beneficiar su salud mental y física.

Problemas que hoy están a la orden del día como el insomnio y despertares nocturnos, pueden mejorar si pones en práctica técnicas de relajación.

¿Cómo evitar dormirme mientras medito?

En estas meditaciones nuestra mente puede sentir una relajación que se puede convertir en sueño, trata de no hacerlo a horas en las que debes estar activo porque nuestra mente odia que le den órdenes y su manera de evitarlo es poniéndote a dormir.

Una forma de tratar de evitar la somnolencia a deshoras es implantar el hábito de expresar gratitud mientras hacemos prácticas de relajación en el agua. El hecho de reconocer específicamente aquello por lo que estás agradecido y lo que significó para ti resulta de gran beneficio para conseguir la paz que necesitamos.

Dar las gracias mentalmente a quienes nos rodean, o a aquello en lo que creemos, es una estupenda forma de mejorar nuestra vida.

Es por ello que a continuación conocerás cómo combinar el agua con la meditación para relajarte.

¿Cuáles son los beneficios de la relajación en el agua?

¿Alguna vez te has preguntado cómo el agua y sus propiedades te pueden ayudar a alcanzar la relajación? Si es así, debes saber que el agua posee incontables beneficios para lograrlo.

Para empezar, la flotabilidad reduce el peso corporal y con ello la presión sobre las articulaciones y los músculos, creando una sensación de ligereza y alivio. Esto es precisamente lo que conlleva a que las personas puedan relajarse si se sumergen ella.

Por otra parte, cuando el agua está tibia puede ayudar a reducir los niveles de cortisol, la conocida como “hormona del estrés”. Es así que, al sumergirse en agua cálida, especialmente en un entorno tranquilo y controlado como una piscina o un spa, se puede lograr una profunda sensación de relajación.

Un estado relajado que se alcance con agua también puede usarse para mejorar la calidad del sueño. La combinación de la flotación y el calor puede:

  • relajar los músculos tensos
  • facilitar la respiración
  • preparar el cuerpo para un sueño reparador

Meditación en el agua

La meditación en el agua es una práctica que combina las técnicas tradicionales de meditación con los beneficios terapéuticos del agua que antes se mencionaron.

Aquí te presentamos algunas formas en las que puedes incorporar la meditación en tu rutina acuática:

  • Meditación flotante: La meditación flotante utiliza la flotabilidad del agua para sostener tu cuerpo mientras te concentras en tu respiración y en dejar ir cualquier tensión. Puedes usar flotadores para hacer más fácil el mantenerte a flote.
  • Meditación guiada en el agua: Otra forma efectiva de meditación acuática es mediante sesiones guiadas. Estas pueden realizarse en una piscina o incluso en una bañera grande, mientras escuchas una grabación o a un instructor en vivo que te guía a través de una meditación relajante.
  • Yoga acuático: El yoga en el agua, también conocido como Aqua Yoga, es una práctica que adapta las posturas tradicionales de yoga para realizarlas en el agua. Esta modalidad ofrece una serie de beneficios únicos.
  • Técnicas de respiración en el agua: Las técnicas de respiración en el agua, como el Pranayama acuático, son excelentes para mejorar la capacidad pulmonar y la relajación. Estas prácticas pueden realizarse en la superficie del agua o sumergido, dependiendo de tu nivel de comodidad y experiencia.

Estas son algunas de las formas en las que puedes alcanzar la relajación a través del agua. Por supuesto, también es posible que consigas tu propia forma de relajarte empleando un ambiente acuático. Desde una ducha, hasta un baño en una tina allá donde logres tu propio flujo continuo de relajamiento.

Siendo constante todo lo puedes lograr y será de gran provecho para tu salud mental y física.

¿Has realizado alguna vez estas prácticas de meditación en el agua?

También te puede interesar:

El agua en el Feng Shui: incorpora esta filosofía en tu hogar

Beneficios de la naturaleza para el ser humano

 

Compártelo con tus contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar
Categorías
Últimos artículos
aljibe-agua

El aljibe de agua

El aljibe de agua es un término que está presente en nuestro lenguaje y en muchos de los edificios desde la antigüedad. Algunos aljibes forman

Leer más »
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios