Síguenos en nuestras redes

10 dolencias que mejoran si bebes suficiente agua

10 dolencias que mejoran si bebes suficiente agua

Beber suficiente agua es esencial para mantener la salud y prevenir varias dolencias. A todos nos gusta evitar problemas de salud ¿verdad? A continuación vamos a relacionar 10 dolencias que mejoran si bebes suficiente agua.

10 dolencias que mejoran si bebes agua suficiente

Ya hemos tratado en este mismo blog que mantenerse bien hidratado previene las consecuencias de la deshidratación, que puede ser la causa de una serie de problemas que afectan a nuestra calidad de vida, como fatiga, mareos o sequedad en la piel.

Es importante recordar que las necesidades de agua pueden variar según la edad, el clima, la actividad física y otros factores individuales. Mantenerse hidratado es una parte fundamental de mantener la salud en general.

En esa lista puedes consultar algunas de las dolencias que se pueden evitar o mitigar al mantenerse bien hidratado:

  1. Hemorroides: El agua ayuda a ablandar las heces, lo que facilita su paso y previene el estreñimiento.
  2. Infecciones del tracto urinario (ITU): Beber agua regularmente ayuda a eliminar las bacterias del tracto urinario y puede reducir el riesgo de infecciones urinarias.
  3. Cálculos renales: Una hidratación adecuada diluye los minerales y las sustancias que pueden formar cálculos renales, reduciendo el riesgo de desarrollarlos.
  4. Dolores de cabeza: La deshidratación a menudo puede desencadenar dolores de cabeza, por lo que beber suficiente agua puede ayudar a prevenirlos.
  5. Problemas de piel: La hidratación adecuada puede ayudar a mantener la piel sana y prevenir problemas como la sequedad y la picazón.
  6. Rendimiento físico: Mantenerse hidratado es esencial para un rendimiento físico óptimo y ayuda a prevenir golpes de calor y agotamiento por calor.
  7. Salud cardiovascular: La hidratación adecuada puede ayudar a mantener la presión arterial en niveles saludables y reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.
  8. Salud articular: El agua es importante para la lubricación de las articulaciones y puede ayudar a prevenir problemas articulares y musculares.
  9. Calambres musculares: Tanto agua como bebidas isotónicas pueden ayudarnos a prevenir los calambres musculares.
  10. Problemas digestivos: Beber agua antes y después de las comidas puede ayudar en la digestión y prevenir problemas como la acidez estomacal.

A continuación vamos a tratar sobre dos de estas dolencias que son de lo más frecuentes y que la ingesta de agua puede ayudarnos a manejar si las padecemos: los calambres musculares y las hemorroides.

Por qué la deshidratación puede aumentar las dolencias musculares

Si has sufrido alguna vez calambres en la piernas sabrás lo desagradable que puede ser el dolor que aparece repentinamente como un latigazo y que afecta a los músculos.

Aunque tan solo dure unos segundos, un calambre muscular es algo que queda en la memoria. Se trata de una contracción que puede afectar a uno o varios músculos.

¿Por qué tenemos calambres musculares y a qué personas afectan?

Los calambres son frecuentes en deportistas, pero también pueden aparecer en personas sedentarias que no realizan ningún tipo de ejercicio más que el que conlleva su actividad diaria.
Entonces… ¿cuál es el motivo que causa un calambre muscular?
Pues bien, una de los principales causas que provocan los calambres es la deshidratación.
No se trata solo de un aviso por parte de nuestro organismo porque nuestro cuerpo está reclamando más líquidos; también se trata de una alerta por la pérdida de minerales que, a través de la sudoración se produce en nuestro cuerpo al realizar ejercicio.

¿Cómo actuar ante un calambre muscular?

Minerales como sodio, potasio, calcio, magnesio y fósforo son necesarios para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Pero también una alimentación rica en vegetales, frutas, caldos, agua mineral y zumos naturales que nos aporten los minerales necesarios para aportar un equilibrio óptimo que estos agentes proporcionan a nuestro organismo.
Del mismo modo, alternar un chorro de agua caliente y fría, masajeando la zona, puede aliviar el dolor una vez ha pasado la fase aguda del calambre.
consejos-abandonar-sedentarismo

¿La frecuencia e intensidad de una jaqueca pueden reducirse al beber suficiente agua?

Beber agua puede ayudar como medida preventiva en algunos casos de jaqueca o migraña, ya que la deshidratación -a veces- puede desencadenar estos dolores de cabeza.
Mantenerse hidratado es importante para la salud en general. Sin embargo, la efectividad del agua para aliviar la jaqueca puede variar de una persona a otra. La hidratación no es una solución milagrosa. Otros tratamientos específicos pueden ser necesarios para controlar los síntomas de manera más efectiva. Pero tu organismo estará en equilibrio para afrontar un episodio de jaqueca si está bien hidratado.
Si experimentas migrañas con frecuencia, es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.
Sin embargo, una ingesta adecuada de agua, así como una alimentación equilibrada son tus aliados para no descuidar tu salud y para afrontar los episodios de dolores de cabeza.

El agua, tu aliada para las hemorroides

Son un auténtico fastidio. Quien sufre o ha sufrido alguna vez un episodio hemorroidal, lo sabe… El agua tiene un papel muy importante en su tratamiento pero también su prevención.
En muchos casos las hemorroides aparecen en periodos de estrés, cuando tienes preocupaciones. Lo emocional puede ser un detonante para sufrir una crisis de hemorroides.
En esta dolencia, el agua cumple una doble función, la de la hidratación y la de tratamiento para aliviar la inflamación.
Con esto último nos referimos a los llamados “baños de asiento” con agua tibia varias veces al día para soportar el dolor punzante que provocan las hemorroides a quien las padece.
Esta frecuente dolencia que padece un gran porcentaje de la población, mejora cuando cumplimos con la ingesta de agua recomendada por la OMS de litros de entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
El agua puede desempeñar un papel importante en el alivio de las hemorroides. La deshidratación puede empeorar el estreñimiento, lo que a su vez puede aumentar la presión en las venas del área rectal y anal. Esto puede contribuir a la formación o el empeoramiento de las hemorroides. Beber suficiente agua puede ayudar a mantener las heces blandas y fáciles de pasar, lo que puede reducir la irritación de las hemorroides.
Además de beber agua, otros hábitos de vida saludables, como una dieta rica en fibra, evitar el estreñimiento, y mantener una buena higiene anal, también son importantes para el manejo de las hemorroides.
Tanto para tratar las hemorroides como para cualquiera de las otras nueve dolencias que mencionamos que pueden mejorar con una correcto consumo de agua es aconsejable consultar a un profesional de la salud para obtener la orientación y el tratamiento adecuados.
También te puede interesar:

Compártelo con tus contactos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios