Síguenos en nuestras redes

instalación de agua osmotizada

¿Qué es el agua osmotizada?

El agua osmotizada es agua corriente, a la que se han retirado sustancias nocivas. Podemos catalogar como sustancias nocivas para la salud (si se encuentran en grandes cantidades disueltas en el agua):

  • El cloro
  • Plomo
  • Flúor
  • Calcio
  • Magnesio
  • Mercurio
  • Nitratos

Mediante la “osmosis” se busca reducir o minimizar la presencia de estas sustancias presentes de manera natural (o por determinadas acciones humanas) en el agua.

Entendemos la “ósmosis” como el proceso de transferencia de solución desde el área de menor concentración a un área de mayor concentración desde una membrana semipermeable hasta que la concentración en ambos lados se vuelve igual.

Tal y como nos indica Luis Martín Martínez (Director de Hidrología Sostenible) en su post, existen mitos sobre la utilidad o salubridad de los filtros de ósmosis de venta para hogares:

“Está cada vez más de moda son los aparatos con filtros de ósmosis, pero cuidado, ni son tan buenos como dicen, los fabricantes por supuesto, ni tan útiles (…) en algunos casos lejos de mejorar el agua, la empeoran. Por no hablar de la cantidad de agua que derrochan.”

Os mostramos un vídeo de cómo se realiza la ósmosis inversa en el agua:

 

¿Qué características tiene el agua osmotizada?

El agua osmotizada se caracteriza por no tener olor ni sabor, así como contener menos sustancias disueltas en el agua, en comparación con el agua del grifo sin filtrar. Según afirman algunas de las empresas productoras “el agua contiene muchísimos menos contaminantes”.

En nuestra opinión, la comparativa entre el agua osmotizada y el “agua corriente” dependerá del tipo de agua de cada zona, pues no es lo mismo el agua de Granada, que el agua de determinadas zonas de Huelva (donde, causado por su industria, presenta altos niveles de contaminación).

 

¿Para qué se utiliza?

El agua osmotizada se usa tanto para consumo doméstico, como para temas industriales. Un ejemplo de ello, pueden ser los siguientes usos:

  1. Producción de agua para sectores productivos: la industria química, alimentaria, energética, electrónica, entre otros.
  2. Para la desalación de agua de mar
  3. Eliminar la conductividad de vertidos salinos.
  4. Reducción del consumo de agua gracias a su regeneración y reutilización.

 

¿Qué opinas sobre el agua osmotizada? ¡Queremos leerte y conocer tu opinión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios