Síguenos en nuestras redes

Efectos del cambio climático en Andalucía

Efectos del cambio climático en Andalucía

Nadie niega ya la existencia del cambio climático. Algunas consecuencias ya han comenzado, mientras que otras se evalúan y pronostican como inevitables. En nuestra tierra también son evidentes algunos efectos del cambio climático en Andalucía.

A estas alturas del siglo XXI no vaticinamos que serán las generaciones futuras quienes vivirán estos cambios, sino que  los estamos viviendo aquí y ahora. El cambio climático global ya está teniendo un impacto directo en el medio ambiente, tanto en los continentes como en las masas de agua.

Vamos a profundizar como se sienten estos cambios en nuestra geografía.

¿Cómo se percibe el cambio climático en nuestra tierra?

Aunque pensemos que los glaciares nos quedan un poco lejos, la realidad es que estos están reduciendo su tamaño, y el hielo de ríos y lagos se está derritiendo prematuramente.

Directa o indirectamente esto influye en los hábitats de plantas y animales que nos rodean. Nuestro entorno está cambiando.

En Andalucía, también percibimos el cambio climático con señales como que el sol calienta más en los meses fríos o que las plantas florecen antes de que llegue la primavera. Y es que, si el aumento de la temperatura media mundial ha batido récords en los últimos años. En nuestra región ya lo venimos notando, no solo en las máximas alcanzadas en pleno verano sino en que el resto de estaciones cada vez son más templadas.

Pero ¿en qué se traduce esta percepción?

Vamos a ver algunos de los efectos del cambio climático en Andalucía.

Efectos del cambio del clima en Andalucía

No somos una excepción y nuestra tierra también se está viendo afectada. Podemos percibirlo en las pequeñas cosas como el ciclo de vida de los insectos, y floración de nuestras plantas. También en el desarrollo de alergias respiratorias en meses no primaverales.
Todos comentamos que “algo está pasando” y nos fijamos en los detalles, pero estas señales son consecuencia de cambios mayores a nivel global, que afectan a la meteorología y a la biodiversidad andaluzas.
Vamos a ver algunas de las señales del cambio climático en Andalucía:
  • Aumento de temperaturas
  • Sequías más frecuentes y prolongadas
  • Aumento del nivel del mar
  • Intensidad de algunos fenómenos meteorológicos
  • Tormentas y olas de calor más inesperadas y frecuentes
  • Alteración de los ciclos naturales de los cultivos
  • Cambios en la fauna y flora
Hay entornos que por su ubicación perciben estos efectos de forma más amable y paulatina. Sin embargo, algunas localidades andaluzas ya han sufrido consecuencias a causa del cambio climático como inundaciones. Otras, sobre todo en el interior de Andalucía, sufren una sequía que provoca un impacto negativo directo en la agricultura.

El cambio climático y la geografía andaluza

Las sequías actuales y anteriores han tenido severos impactos económicos que han afectado a la población rural.

Las temperaturas medias en Andalucía también están aumentando, pero las previsiones de mayores temperaturas y menores precipitaciones tiene efectos devastadores en el medio ambiente.

Áreas particularmente sensibles como Doñana y otras tierras bajas ya están experimentando los efectos del aumento real del nivel del mar, con un impactos significativo en toda la biodiversidad que albergan.

El clima de Andalucía está determinado en gran medida por la situación geográfica en la que se encuentra. Además, hay que añadir que la extensa costa andaluza está ampliamente poblada y la contaminación generada por las ciudades con una mayor densidad de población aumentan los efectos del cambio climático.

Estas condiciones también tienen un impacto negativo en la actividad económica de Andalucía. La actividad económica es igualmente importante para el turismo y la agricultura.

Son muchos los productores agrícolas que han tenido que virar sus cultivos en las últimas décadas para sobrevivir y mantener los periodos de cosecha. Estos cambios no solo consisten en una adaptación que afecta al desarrollo económico de nuestra región sino que acaba afectando también a nuestra alimentación y gastronomía.
Las causas y consecuencias de la sequía en Andalucía, son ya motivo de reflexión tanto para gobernantes como ha de ser para cada uno de los ciudadanos que habitan en nuestra región.

¿Qué medidas podemos tomar ante el cambio climático en Andalucía?

Queda mucho por hacer para abordar el cambio climático en todo el mundo y, por supuesto, en Andalucía.
Crear conciencia global es urgente para que, entre todos, tomemos medidas a nivel individual que conlleven pequeñas acciones que cambien nuestro comportamiento como sociedad.
Cambiar nuestra forma de consumir, y de desplazarnos, conlleva un gran esfuerzo por parte de una sociedad a la que urge tomar conciencia respecto a la situación climática. Sobre todo, en beneficio de las generaciones venideras que habitarán Andalucía.

Todos sabemos que el cambio climático está ejerciendo cada día más presión sobre nuestro planeta, pero uno de los efectos más severos que provoca son el derretimiento de los polos y la frecuencia de las lluvias intensas combinados con periodos secos muy prolongados. Ante esta evidencia, a nivel gubernamental se han implementado una serie de medidas sobre aspectos como:

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Reducción de la producción y consumo de plásticos de un solo uso
  • Fomentar el reciclaje
  • Promoción de energías renovables
  • Eficiencia energética
  • Movilidad sostenible
  • Gestión sostenible del agua
  • Adaptación de la agricultura y la pesca a las condiciones cambiantes.

Pero la clave para enfrentarnos a los efectos del cambio climático en Andalucía está en la forma de actuar de cada uno de los ciudadanos.

Adoptar un comportamiento consciente que, en cada gesto, conlleve un cambio real que cambie el paradigma y la inercia de consumo de una sociedad que se ha acostumbrado a la inmediatez y a la producción desmedida.

Disfrutar de las pequeñas cosas siempre ha formado parte de esa actitud andaluza de entender la vida. Volver a un estilo de vida más sostenible podría ser parte de la solución ¿no crees?

¿Y si ponemos cada uno un poco por nuestra parte?

También te puede interesar:

Gestión sostenible del agua en Andalucía.

Compártelo con tus contactos

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios