Síguenos en nuestras redes

Agua caliente reseca

¿Por qué el agua caliente reseca el cutis?

Así como en verano nos apetece una ducha fresca, en los meses más fríos sometemos nuestra piel lavados con agua a una temperatura quizás demasiado elevada. Y eso no es lo más recomendable, sobre todo para la piel del rostro que tiende a resecarse. Hoy vamos a profundizar en por qué el agua caliente reseca el cutis.

Y es que el agua caliente puede eliminar los aceites naturales que protegen la piel.

Además, el calor dilata los poros aumentando la pérdida de humedad y dejándola más vulnerable.

Para el cuidado de la piel es recomendable usar agua templada o del tiempo en lugar de caliente.

Para el cuidado de la piel seca ¿es mejor ducha o baño?

Si eres incapaz de darte una ducha con agua del tiempo para cuidar tu piel seca (que será lo más probable dadas las temperaturas que alcanzamos en Andalucía en invierno) intenta compensar la temperatura del agua caliente con un menor tiempo en contacto con el agua.

Los baños calientes, aunque pueden parecer muy reconfortantes, eliminan los aceites naturales de la piel, dejándola más expuesta a la sequedad.

En definitiva, las duchas son más amigables con nuestra piel, especialmente si tenemos la piel seca. Un baño prolongado puede contribuir a una mayor pérdida de los aceites naturales de tu piel.

¿Cuál es la mejor opción entonces? Una ducha breve con agua templada con productos cosméticos elaborados con ingredientes naturales.

Ten en cuenta, además, que dada la situación de sequía en Andalucía que sufrimos en muchas provincias, es primordial que el caudal de agua que usemos para nuestra higiene personal sea el mínimo.

¿Por qué en invierno se reseca tanto la piel?

En invierno es cuando notamos más los efectos negativos del agua caliente en la piel y el motivo es porque en esta estación es cuando la piel tiende a resecarse debido a varios factores:

  • Las bajas temperaturas de la atmósfera hacen que el aire se enfríe y se reduce también la humedad en el ambiente: esto contribuye a la deshidratación de la piel.
  • Lo mismo sucede con el viento, ya que las ráfagas frías pueden eliminar la capa lipídica protectora de la piel y aumentar la pérdida de humedad.
  • La calefacción, al elevar la temperatura de un ambiente ya de por sí seco a causa del frío, reduce -igualmente- la humedad en espacios interiores afectando a la hidratación cutánea.

La unión de todos estas circunstancias hacen del invierno un entorno poco amable para las personas con la piel seca. Por tanto, es importante para ellas crear una rutina de cuidado para el cutis que contrarreste la sequedad.

¿Qué cuidados dar a la piel seca en invierno?

Durante el invierno, es crucial intensificar los cuidados para la piel seca. Aquí hay algunos consejos:

  1. Tu cutis requiere hiidratación frecuente: usa cremas hidratantes después de ducharte o lavarte la cara para retener la humedad.
  2. Aplica a la piel de tu rostro, siempre, protección solar. En invierno los rayos UV pueden dañar la piel incluso en días nublados.
  3. Usa ropa adecuada que proteja la piel del viento y del frío, ya que, como hemos visto anteriormente, las bajas temperaturas y las corrientes de aire pueden resecarla. Una gorra y unas gafas de sol ayudarán a proteger tu cutis de la exposición a la temperatura ambiente.
  4. Pon humidificadores en las habitaciones en las que pases más tiempo, estos aparatos ayudan a mantener la humedad ambiental.
  5. Mantén una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en ácidos grasos omega-3.
  6. Bebe suficiente agua para favorecer la hidratación adecuada a tu piel desde dentro.
  7. Evita el exceso de lavado y opta por jabones y productos limpiadores suaves.
  8. Sutituye el agua caliente por agua tibia para prevenir la pérdida de aceites naturales de la piel.

Recuerda que la clave es ser constante con estos cuidados para ayudar a mantener la piel suave y saludable durante la temporada invernal.

 

Trucos para hidratación en niños

 

¿Cómo reponer los aceites naturales de la piel?

Si eres una persona con la piel seca, debes prestar especial atención al cuidado de tu piel. Uno de los retos a los que debes hacer frente es reponer los aceites naturales de la piel. Algunos consejos para conseguirlo es usando cremas hidratantes (déjate aconsejar por profesionales en tu farmacia o perfumería de confianza).

También puedes aplicarte masajes faciales con aceites naturales como aceite de coco, de almendra, jojoba o argán. Estos aceites proporcionan nutrientes y ayudan a sellar la humedad.

Si la piel ya está sensibilizada por la sequedad, también puedes aplicar agua de rosas con pequeños toques para aliviarla.

Incorporando estos sencillo hábitos en tu rutina diaria puedes ayudar a restaurar y mantener el equilibrio de aceites naturales en la piel.

Fuentes:

Envejecimiento de la piel por el uso continuado de agua muy caliente

También te puede interesar:

Consumo sostenible del agua desde casa

La conexión entre la hidratación y rendimiento intelectual

Síguenos
Comunicación | en El Botijo Agua de Andalucía
Redactora digital.
Lda. en Geografía e Historia.
Certificada en Marketing digital y Copy Creativo
Carmen Barón
Síguenos

Compártelo con tus contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar
Categorías
Últimos artículos
aljibe-agua

El aljibe de agua

El aljibe de agua es un término que está presente en nuestro lenguaje y en muchos de los edificios desde la antigüedad. Algunos aljibes forman

Leer más »
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios