Síguenos en nuestras redes

Dónde ir de vacaciones en Granada

Dónde ir de vacaciones en Granada

Granada, capital de la provincia del mismo nombre, es una ciudad que cuenta con uno de los mayores patrimonios culturales de nuestro país. Pero más allá de la ciudad, Granada es un destino atractivo para ir de vacaciones plagada de rincones con encanto. Enclaves diseminados desde las estribaciones de Sierra Nevada -en el sistema Bético- hasta el sur donde la provincia se funde con el mar Mediterráneo en la conocida como Costa Tropical.

Ésta disposición geográfica y orográfica, junto a su historia la hacen un destino turístico muy elegido y recomendable. Hoy vamos a recomendaros algunos sitios que visitar en tu viaje a Granada.

¿Qué visitar en Granada?

Centro histórico de Granada

Granada guarda la esencia de haber sido una ciudad medieval y musulmana.

Al pasear por las calles del centro histórico de Granada, a cada paso encontramos iglesias y conventos. Edificios religiosos que reflejan cómo los Reyes Católicos lograron su objetivo de convertirla en estandarte de la catolicidad. La fusión de culturas incrementa el atractivo de esta ciudad y enamora al visitante que se nutre de la riqueza de la multiculturalidad.

Catedral de Granada

En nuestra vista a la ciudad debemos aprovechar la oportunidad de visitar uno de los monumentos históricos más importantes del renacimiento español: la Catedral de Granada.

La Catedral de Granada está bajo la advocación a Santa María de la Encarnación. Por eso la imagen en los rosetones hacen alusión a dicho pasaje bíblico de la Encarnación. La planta de la Catedral fue inspirada en la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

En su fachada llama la atención la gran altitud de las puertas, la cantidad de rosetones y las líneas verticales y horizontales de su diseño.

Cuando entres podrás ver unas lámparas impresionantes, el altar de un color amarillo que pareciera oro incrustado, obras pictóricas y vitrales, un sitio muy especial para los creyentes.

Los estilos arquitectónicos gótico, renacentista y barroco concentrados en la edificación de la Catedral de Granada la constituyen en un punto de gran interés para los que somos amantes del arte y la historia.

Alhambra y Albaicín

Cuando nos ubicamos en un lugar elevado de la ciudad llamado el alto Albaicín podemos apreciar la majestuosidad y belleza de la Catedral y del conjunto arquitectónico en global de Granada y unas vistas maravillosas desde el Mirador de San Nícolás, foto imprescindible en Granada con la Alhambra al fondo.

Plaza de las Pasiegas

Frente a la Catedral de Granada se encuentra la Plaza de las Pasiegas. Es la plaza de la fachada principal de la Catedral, un lugar que debemos visitar por su espectacularidad.

Las pasiegas es el gentilicio de las mujeres que vivían en esta tierra. Ellas, cuando recién habían dado a luz, amamantaban a los hijos de las mujeres granadinas de la alta burguesía en esta plaza.

La alpujarra granadina

La mayoría de las veces en nuestros viajes tenemos la expectativa de ver paisajes naturales, amaneceres, atardeceres, cielos coloridos, sentir el viento en nuestro rostro, oler el aroma de la naturaleza y de la gastronomía de la región.

La Alpujarra Granadina es un lugar muy conocido en Andalucía. Posee un paisaje imponente, a la sombra de los picos más altos de la península. Los pueblos encantadores y su curiosa historia hacen que sea una escapada muy agradable.

La Alpujarra Granadina está entre las montañas más altas de la península con un refrescante verdor en distintos matices e intensidad que nos brinda una sensación de armonía y paz.

Otra de las cosas que más te pueden llamar la atención es la arquitectura alpujarreña, la cual integra las edificaciones con la naturaleza, con la intención de no alterar lo natural y mantener su autenticidad pese al paso del tiempo.

Atardeceres que entremezclan en el cielo colores rosáceos, amarillos e iluminados entre las imponentes montañas invitan a respirar más profundo y relajadamente.

Al hacer el recorrido por el Valle de Guadalfeo, la naturaleza, el sonido de las aves, el rumor de las corrientes de agua y los singulares árboles milenarios de los olivos con sus troncos retorcidos nos trasladarán en el tiempo.

En Órgiva, otra población de la Alpujarra Granadina la que puedes visitar es la Iglesia Renacentista de Nuestra Señora de la Expectación. Órgiva es un pueblo encantador de calles empedradas y casas blancas decoradas con macetas.

Su rico patrimonio histórico y cultural se recoge en el Aula Cervantina, nuestra visita a este lugar fue muy provechosa, vimos más de 600 ejemplares del Quijote y ediciones escritas en 73 idiomas.

Parque Nacional de Sierra Nevada

Sierra Nevada está ubicada entre las cumbres más altas de la península con una temperatura fantástica y un ambiente muy tranquilo.

En verano las montañas se deshielan y el manto blanco de nieve se transforma en un manto verde. Esto invita al visitante a realizar otras actividades también muy gratificantes. Podemos ver pinares frondosos, lagunas glaciares, cabras montesas bebiendo agua plácidamente y vacas pastando.

Los paseos a caballo, los circuitos para montar en bicicleta con muchos tipos de obstáculos, montañas rusas y un baño en la piscina son unas opciones maravillosas.

Una excursión en la Laguna de las Yeguas te puede llevar cerca del Observatorio, donde puedes aprender los secretos del cielo gracias al trabajo de los investigadores que usan tecnología puntera en Andalucía.

Poseen una gastronomía deliciosa, las carnes a la brasa, guisos tradicionales, embutidos, patatas a lo pobre con huevo, jamón, chorizo, morcilla y longaniza son de los ingredientes más populares.

En invierno en Sierra Nevada puedes practicar sobre la nieve deportes como el esquí en las diferentes pistas. Hay también zonas donde pudimos disfrutar de actividades con los más pequeños de la familia.

Turismo en Dúrcal

Dúrcal es un pueblo llamado también “la Perla del Valle” ubicado en el corazón del Parque de Sierra Nevada. Sus plantaciones de naranjas y limoneros son características de esta localidad.

Uno de los atractivos turísticos más peculiares del pueblo de Dúrcal son la cantidad que tiene de puentes, es denominado “El Pueblo de los Puentes”. Algunos se denominan: Puente de Lata, Puente Medieval, Puente Romano, etc.

En los Baños de Urquizar pudimos darnos un baño muy relajante en sus aguas termales y recargar agua para consumir con todas las propiedades minerales de estas fuentes de agua.

No podemos dejar de visitar el río Dúrcal, su recorrido es muy diferente a los otros que hemos recorrido, consta de varias rutas. Ruta cauce escondido, ruta bajo el Puente de Lata, ruta bajo el Puente Medieval, ruta de Cascadas, etc.

Granada, además, cuenta con numerosos manantiales de agua cristalina que invitan a recrear nuestra vista y cuidar nuestra salud.

Playas de la Costa Tropical de Granada

  • Playa de Carchuna: Los atardeceres en diferentes matices de colores naranjas y amarillos de la playa de Carchuna son realmente un impacto para nuestros ojos. Sobre las aguas tranquilas de esta playa granadina se refleja el amarillo del horizonte, el resto del cielo azul intenso con pinceladas de un color gris plomo; visión que embriaga los sentidos del espectador.
  •  Playa de la Charca o Salomar: Posee una gran extensión y amplitud, lo cual nos permite caminar libre y cómodamente por sus arenas blancas mientras disfrutamos del paisaje, montañas, sonido del mar y la suave brisa sobre nuestros rostros.
  • Playa de la Herradura: Entre amarillos muy suaves se refleja el sol al atardecer en esta playa, iluminando sutilmente el extenso mar, haciendo más evidente la quietud y solemnidad del mismo. Favorita de los submarinistas, este rincón de la costa granadina, limítrofe con la provincia de Málaga, es un destino deseado por quien busca la calma y disfrutar de los encantos del mar.
  • Playa de la Joya: Es una playa de arenas húmedas y oscuras y unas piedras multicolores que representan joyas naturales, el mar del color azul índigo más intenso que hayamos visto y el cielo una mezcla de nubes azul cielo, azul rey y blanco.
  • Playa la Rijana: Los atardeceres de la Playa la Rijana son dignos de plasmar en un cuadro pictórico. Un mar entre azul y violeta, un cielo multicolor donde predominan varios matices de los colores amarillo, naranja, rosado y morado, presentando además grandes formaciones de piedras.

Te vas a quedar sin conocer esta tierra llena de encanto natural y monumental? Cuéntanos cuál es la visita que nadie debe perderse en Granada.

Compártelo con tus contactos

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios