Síguenos en nuestras redes

Cuándo se produce la sudoración excesiva

¿Cuándo se produce la sudoración excesiva?

La sudoración es un proceso fisiológico por el cual las glándulas sudoríparas segregan líquido (95% agua y 5% sustancias como el cloruro de sodio, debido ase trata de una sustancia algo salada). Su aparición es completamente natural pero a veces segregamos sudación excesiva y nos preguntamos por qué y cuándo se produce.

¿Qué función tiene el sudor en nuestro cuerpo?

La función principal del sudor es regular la temperatura corporal, evitar desequilibrios y problemas relacionados.

Sin embargo, el sudor no solo se crea a base de enfriar el cuerpo, sino que existen otros factores que pueden aumentar la producción de sudor.

En condiciones normales, sudamos si la temperatura es alta, durante el ejercicio o en determinadas situaciones como la ansiedad o cuando sentimos confusión. Pero hay personas que sudan en exceso incluso cuando hace mucho frío o en casos inusuales sin causa aparente: esto se llama hiperhidrosis.

Esto se vuelve un problema cuando la secreción tiene mal olor a través de nuestras axilas, ingles, cuello y, en definitiva, en cada rincón de nuestro cuerpo donde existen pliegues. En este caso el olor está producido por otras glándulas, llamadas apocrinas que elaboran el sudor compuesto por otras sustancias además del agua, como lípidos, feromonas y desechos metabólicos.

Como curiosidad debemos saber que la sudoración y el rubor son dos respuestas fisiológicas que están controladas por el brazo simpático del sistema nervioso autónomo, es decir, una respuesta que funciona sin que nosotros la dirijamos.

El sudor tiene un efecto refrescante sobre el cuerpo en caso de que se eleve por encima de la temperatura normal. Por otro lado, sonrojarse es una señal facial de que se está produciendo un calentamiento.

En definitiva la sudoración y los sofocos son completamente normales y se desencadenan por situaciones que activan nuestros sistemas de alarma o por el aumento de la temperatura ambiente. Pero…

¿Cuándo se produce la sudoración excesiva?

La pregunta es ¿a qué se debe que una persona sude mucho? La sudoración inusual y excesiva (hiperhidrosis) es una condición que ocurre y que no está necesariamente relacionada con el calor o el ejercicio.

Aunque la sudoración es un mecanismo de protección en el cuerpo, este exceso se considera un problema cuando impide o afecta a las actividades diarias normales de una persona.

Además, este tipo de sudoración excesiva puede causar ansiedad y estrés afectando al bienestar de la persona que lo padece y a su estabilidad emocional, pues a veces provoca cierta vergüenza y hasta nos puede afectar psicológicamente. Por lo que es un problema a afrontar con responsabilidad para que no se convierta en un círculo pues una cosa lleva a la otra y viceversa.

Factores básicos que hacen que algunas personas suden más que otras:

Género

Si bien es cierto que los hombres generalmente sudan más que las mujeres porque esas tienen menos glándulas sudoríparas, producen menos sudor que las mujeres de peso y condiciones físicas similares, en el mismo período físico, ejercicio o en condiciones de alta temperatura.

Peso

El sobrepeso o cualquier otro trastorno alimentario puede provocar sudoración intensa. Las personas con más grasa de la apropiada para su edad, peso y altura a menudo elevan la temperatura corporal antes del ejercicio. Esto hace que las glándulas sudoríparas tiendan a producir más sudor para contrarrestar este aumento.

Estado físico

Como todos saben, la práctica de ejercicio de alta intensidad provoca más o menos sudoración. El ejercicio como hábito regular, baja la temperatura a la que el cuerpo empieza a sudar.

De hecho, el cuerpo logra una mayor eficiencia, sabiendo de antemano cuándo se producirá el aumento de temperatura consiguiendo que se alargue el tiempo necesario para alcanzar esta temperatura.

El tratamiento definitivo para la hiperhidrosis primaria es la cirugía llamada simpatectomía torácica endoscópica (E.T.S.) que consiste en colocar una pinza en el nervio simpático o cortarlo.

De esta forma, la transpiración desaparece y la hiperhidrosis primaria se cura por completo, excepto en los casos de hiperhidrosis vegetativa, que solo mejora.

Por todos es sabido que el exceso de sudor se puede volver muy incómodo para quien lo posee. Por eso debemos ser respetuosos y empatizar con las personas que lo padecen.

Síguenos
Comunicación | en El Botijo Agua de Andalucía
Redactora digital.
Lda. en Geografía e Historia.
Certificada en Marketing digital y Copy Creativo
Carmen Barón
Síguenos

Compártelo con tus contactos

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios