Síguenos en nuestras redes

hiperhidrosis en manos y pies

¿Qué es la hiperhidrosis en manos y pies?

La hiperhidrosis o sudoración excesiva es una enfermedad que provoca que sudemos anormalmente. Generalmente es ocasionada por el calor o la práctica de ejercicio. Algunas veces se puede sudar tanto que gotea de las manos incluso ocasiona que se empapen los calcetines de tanto sudor. Esto es conocido como hiperhidrosis en manos y pies.

La sudoración excesiva puede causar vergüenza y afectar a las actividades del día a día de algunas personas. Debido a esto puede haber personas que lleven cambios de ropa en sus bolsos porque se hayan en situaciones incomodas provocadas por el exceso de sudor.

Una de las principales funciones del sudor es regular nuestra temperatura corporal, pero cuando es en exceso ya se vuelve un problema y puede afectar cualquier parte del cuerpo.

Las causas del sudor excesivo pueden ser mayoritariamente estímulos térmicos y emocionales que presentan una respuesta colinérgica (a través del sistema nervioso simpático) de las glándulas sudoríparas.

Cuando la sudoración se presenta en las axilas, pies y manos, se le llama hiperhidrosis focal, es muy difícil encontrar la causa de esta enfermedad, se cree que es hereditario. Habitualmente si un padre o madre lo padece es probable que sus hijos lleguen a tener esta condición.

¿Cómo se trata la hiperhidrosis?

En algunos casos se puede tratar con medicamentos farmacológicos. Unos de los primeros tratamientos que se usan para las sudoraciones excesivas son tópicos (que se aplican en la piel) con fármacos anticolinérgicos, tales como el cloruro de aluminio, el bromuro de glicopirroni, el ácido salicílico, entre otros.

Algunos remedios naturales que ayudan a tratar la hiperhidrosis:

  • Vinagre de manzana
  • Bicarbonato de sodio
  • Infusión de salvia
  • Agua de rosas
  • Aceite esencial de árbol de té

También es muy importante disminuir el estrés y la ansiedad. Y tener una buena higiene personal es fundamental para no tener un mal olor corporal generado por sudar. El mal olor puede provocar momentos de cierta incomodidad en situaciones sociales.

Se recomienda comer cereales integrales, leche baja en grasas, frutos secos como la almendra, y una gran variedad de frutas y verduras, estos alimentos ayudan a mantener el cuerpo en un equilibrio sano y sin nada que active una sudoración innecesaria.

Se puede complementar evitando consumir alimentos picantes, alcohol, té, café, tabaco, entre otros, para así prevenir que se estimule la producción excesiva del sudor.

Consejos para reducir la hiperhidrosis en manos y pies

Algunos consejos para reducir los efectos de la sudoración excesiva o hiperhidrosis:

  1. Usar ropa fresca, preferiblemente que la tela de la prenda sea sintética en vez de fibras naturales ya que la tela sintética repele el sudor y hace que no se empape, pero la de fibra naturales absorbe el sudor haciendo que se note la sudoración.
  2. Tener ropa de repuesto siempre contigo, por si necesitas cambiarte durante el día.
  3. Mantener el lugar donde estés ventilado y fresco con aire acondicionado u otro elemento.

¿Cuáles serían los tratamientos para la hiperhidrosis?

  • Láser: Es un procedimiento que elimina las glándulas sudoríparas por calentamiento. Debido a que es un tratamiento nuevo todavía no se conoce bien si tiene efectos negativos en la salud de las personas.
  • Cirugía local: Gracias a una cirugía se elimina definitivamente las glándulas sudoríparas en una zona concreta por medio de un curetaje subcutáneo.
  • Toxina botulínica: Este tratamiento se ha convertido en uno de los favoritos de las personas que padecen hiperhidrosis focal sin causa aparente. La toxina botulínica o bótox es un tratamiento que se lleva a cabo de forma ambulatoria y dura entre 15 o 30 minutos. Sus efectos pueden permanecer durante 7 meses y tiene una eficacia de casi un 100%. Unos de sus mayores inconvenientes es su elevado precio y el dolor que provoca su aplicación. Aunque hay dermatólogos que afirman que este tratamiento, cuando se hace en las axilas, es indoloro y sus efectos se pueden ver a partir de una semana.
  • Tópicos: Los tratamientos tópicos son una buena solución antitranspirante que incluye clorhidrato de aluminio. En estos pueden hallarse los desodorantes con sales de aluminio que se encuentra en farmacias o supermercados.
  • Iontoforesis: Esta es una técnica que consiste en utilizar la corriente eléctrica para introducir en la piel sustancias que contrarresta la traspiración. Es especialmente utilizada para el exceso de sudor en las axilas, el problema es que puede ser molesto.

¿Qué te ha parecido este artículo? Desde El Botijo de Andalucía nos gusta ayudar y dar información sobre temas que consideramos interesantes para todos.

Compártelo con tus contactos

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios