Síguenos en nuestras redes

dispensadores de agua

Agua mineral vs agua del grifo

¿Son todos los tipos de agua iguales? La respuesta es no y por eso hoy en el blog de El Botijo queremos profundizar en las principales diferencias que existen entre el agua mineral y el agua del grifo.

Por un lado, el agua del grifo es en muchos lugares de España buena pero, tal y como indica el Instituto de Investigación de Agua y Salud, su composición no es constante, algo que sí aporta el agua mineral natural.

El agua del grifo proviene principalmente de embalses y desaladores por lo que, el clima puede condicionar sus propiedades. Su salubridad es correcta para cocinar, asearse o regar porque es desinfectada con cloro aunque hay una gran diferencia entre ambas puesto que el agua del grifo puede ser tratada con más de 80 productos químicos, bactericidas y alguicidas mientras que en el tratamiento del agua mineral natural está prohibido. Es apta para el consumo pero podemos decir que no tiene la pureza en origen con la que cuenta el agua mineral natural.

El agua embotellada tal y como la solemos conocer, o la que servimos nosotros a través de nuestros dispensadores de agua, proviene de las precipitaciones que se van filtrando por las rocas de la montaña hasta que llegan a un acuífero donde se mantiene protegida de la contaminación y cuya temperatura, tiempo de permanencia y profundidad serán los factores de los que dependerán sus propiedades. Por este motivo siempre hacemos hincapié en que no existen dos aguas minerales naturales iguales. En este caso se envasa justo a pie del manantial y no requiere ningún tratamiento químico ni bacteriológico, por lo que está libre el riesgo de contaminación.

El agua embotellada posee, por lo tanto, una gran variedad de minerales que además de cubrir las necesidades de hidratación también aporta nutrientes y oligoelementos muy necesarios para el organismo humano.

Banner lead magnet hogar

 

Debemos apostar por la hidratación de calidad ya que el 60% de nuestro cuerpo es agua y para que funcione correctamente debemos ingerir unos dos litros aproximadamente cada día puesto que la vamos perdiendo a través de la orina, la transpiración la respiración y las heces. Por eso para llevar una buena hidratación no es suficiente con beber agua, sino que ésta sea de calidad y esté garantizada.

Una buena hidratación no es solo beber agua, sino también que ésta sea de calidad.

 

Y tú, ¿qué tipo de agua sueles beber? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios!

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios