Síguenos en nuestras redes

presion-agua-grifo

¿Por qué disminuye la presión del agua del grifo?

Son ya muchas las ciudades de Andalucía que han tomado medidas contra la sequía. En muchas localidades se han establecido restricciones de agua, pero ¿por qué disminuye la presión del agua del grifo?

Vamos a conocer las posibles causas por las que la presión del agua es menor en nuestras casas, tanto si están relacionadas con la sequía en Andalucía como si existen otros motivos.

¿Por qué se reduce la presión de agua por la sequía?

La respuesta es sencilla: a mayor caudal mayor es el gasto.

Cuando la escasez de recursos hídricos es la causa de que el flujo de agua que sale de nuestros grifos sea menor es porque, de forma voluntaria, se han tomado medidas para que disminuya el caudal que fluye por las tuberías de la red pública y, por tanto, el chorro de agua llega con menos fuerza hasta nuestras viviendas.

La principal alerta que ha llevado a los ayuntamientos a tomar esta medida es la falta de lluvias y, en consecuencia, la disminución del volumen de las grandes masas de agua previstas para el suministro humano.  En el caso de los embalses andaluces, el almacenamiento de agua actual es mucho menor que su capacidad debido a la falta de lluvias.  Esto afecta directamente a la capacidad de los sistemas de abastecimiento de agua, tanto para el consumo humano como para uso agrícola e industrial. De ahí que se hayan tomado decisiones a la hora de mantener los niveles habituales de presión.

La decisión de reducir la presión del agua durante los periodos de sequía se debe principalmente a la escasez de recursos hídricos.

Medidas municipales contra la sequía

Los organismos municipales encargados de la gestión de la red pública han comenzado -de hecho- a tomar decisiones que afectan al consumidor.

Con el propósito de disminuir el consumo de agua se establecen cortes de agua en ciertos tramos horarios, concretamente durante la noche. En este caso el objetivo es evitar la pérdida innecesaria de agua por posibles fugas en tuberías.

La gestión local del suministro de agua es la abanderada para transmitir un consumo responsable de agua y de las reservas hídricas de cada municipio.

La bajada de presión del agua que llega nuestras casas es un paso que pretende evitar los cortes de agua, algo que afectaría directamente a nuestra calidad de vida.

¿Qué ciudades han disminuido la presión del agua en Andalucía?

La Costa del Sol es una de las áreas en las que se ha implantado esta medida. Málaga, Benalmádena, Fuengirola o el Rincón de la Victoria son algunas de las localidades que ya han establecido una presión más baja en el agua que sale del grifo.

Pero también algunas ciudades de la provincia del Cádiz, como Puerto Real, Chiclana, Jerez de la Frontera o San Fernando.

En la provincia de Sevilla se ha aplicado esta medida en localidades como La Lantejuela, y en la capital se ha anunciado disminución de la presión en meses concretos.

Cómo se reduce la presión del agua

La presión del agua puede reducirse de varias formas, dependiendo del contexto.  Algunos de los métodos más comunes para reducir la presión del agua son:

  • Usando válvulas reguladoras de presión: estas válvulas se instalan en las tuberías y su misión es reducir la presión del agua en la red de suministro de forma controlada.
  • Con grifos de ajuste de presión: Algunos modelos de grifos y alcachofas de ducha vienen con ajustes para poder regular la presión. Eso permite controlar la fuerza del agua en nuestros domicilios a nivel individual, tanto por preferencias particulares como por el objetivo de aplicar, con conciencia colectiva, un menor malgasto de agua.
  • Con dispositivos que reduzcan la velocidad del chorro de agua que fluye a través de las tuberías. Estos reguladores de flujo limitan la cantidad de agua que  pasa por la tubería
  • Aumentando el diámetro de la tubería, lo que permite que el agua se distribuya de forma uniforme y reduzca la fuerza con la que circula por la misma.
  • Instalando desviadores de presión que redirigan el agua a zonas donde se necesite menos presión. De este modo se equilibra la presión del agua en todo el sistema y evita puntos concretos de alta presión.

Estas son algunas de las formas más habituales de reducir la presión del agua. Tenemos que tener en cuenta que la instalación de la mayoría de estos dispositivos debe ser realizada por personas con los conocimientos técnicos adecuados. Salvo en el caso de adaptadores de presión de uso doméstico, que podemos instalar directamente en nuestros grifos y duchas, y que podemos adquirir en comercios locales como ferreterías y los dedicados a otros materiales de fontanería.

Otros motivos por los que la presión del agua es menor

Independientemente de la sequía, en la que se disminuye la presión del agua del grifo de forma voluntaria, existen otras causas. Y es que la disminución de la presión del agua del grifo puede deberse a varios motivos relacionados con la propia red de suministro, como por ejemplo:

  • Obstrucciones en las tuberías
  • Problemas en la red de suministro
  • Válvulas defectuosas

En estos casos es recomendable contactar con el servicio de agua local de nuestro municipio para que se hagan cargo de la solución del problema.

Esperamos que este artículo ayude a entender por qué el agua del grifo de nuestros lavabos, fregaderos o duchas salga con menos fuerza. Si crees que nos hemos olvidado de algún detalle, por favor, deja tu comentario un poco más abajo.

Fuentes:

Agua con menos presión en la Costa del Sol Occidental.

Sevilla bajará presión agua a partir de Semana Santa

 

También te puede interesar:

¿Por qué sale el agua marrón del grifo?

¿Qué son aguas regeneradas?

 

 

Compártelo con tus contactos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar
Categorías
Últimos artículos
.
Nosotros te llamamos

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

    (*) Campos necesarios