Agua mineral de ANDALUCÍA para ANDALUCÍA
902 181 837 - 952 706 050

Blog

31 agosto, 2019

El botijo: origen e historia

El botijo, el milenario utensilio para beber agua fresca, es todo un símbolo de nuestra tierra. Somos el distribuidor de dispensadores de agua procedente de Andalucía para Andalucía, por eso es para nosotros causa de orgullo llevarlo por bandera.

El Botijo, un nombre muy arraigado a lo andaluz que etimológicamente procede del latín “butticula” y que la RAE define como “vasija de barro poroso que se usa para refrescar el agua, de vientre abultado, con asa en la parte superior, a uno de los lados boca para llenarlo de agua, y al opuesto un pitorro para beber”.

Tratándose el botijo de un utensilio tan arraigado a nuestra cultura y cuyo uso como recipiente que, no solo contiene, sino que mantiene el agua para beber a una temperatura ideal para afrontar el clima de nuestra tierra, es fácil entender e identificar nuestra actividad con él.

Además, su sola presencia en una habitación nos recuerda la importancia de beber agua para mantener un estado óptimo de hidratación, al igual que nuestros dispensadores de agua mineral cumplen su función de hacer de esta nuestra forma de beber más saludable.

El origen del botijo

El origen del botijo es paralelo al de la civilizaciones que descubrieron la utilidad del barro cocido para crear utensilios.

Es muy difícil determinar dónde y cuándo apareció el primer botijo de la historia, pero sí tenemos como testigo de su expansión a los yacimientos arqueológicos que han encontrado vestigios de recipientes con las características propias de un botijo diseminados por diferentes puntos del área mediterránea. Territorios con características comunes con respecto a su climatología, las de un clima seco y árido.

A pesar de ser icono de lo español y una imagen que se asocia al tópico de la cultura andaluza, parece que el origen de estos primeros recipientes proceden de Mesopotamia.

El primer vestigio en la península de un botijo aparece hace 3.500 años al sur de España, y no es de extrañar que así fuese ya que las altas temperaturas del verano hizo que el ser humano agudizase el ingenio y se fijara en que el utensilio era capaz de mantener el agua fresca a pesar del calor.

¿Cómo funciona un botijo?

La explicación no es otra que al estar realizado en un material poroso y la existencia de las aberturas para su llenado y orificio para beber hacen que el agua circule dentro del recipiente en un proceso de evaporación constante que consigue mantener el agua fresca.

botijo-andalucia-agua

Imagen de David Sanchez en Pixabay

Una sencilla tecnología ancestral que consigue que se lleve a cabo un proceso de evaporación en un entorno ventilado de forma constante gracias a los poros propios del material. Este entorno ideal hace que la temperatura del agua se vaya reduciendo incluso hasta diez grados menos que la temperatura ambiente.

El botijo era testigo del paso de las horas y de los días en los calurosos veranos andaluces. Acompañando tanto al campesino en sus labores de labranza como a la costurera en las largas tardes del estío andaluz.

Un botijo no entendía de clases sociales. En todas las casas adornaba con su presencia y refrescaba a los habitantes, grandes y chicos, que con mayor o menor destreza bebían de su chorro el agua fresca.

Del mismo modo, nuestros dispensadores, acompañan hoy a los andaluces en sus hogares o centros de trabajo para proporcionar agua fresca en el saludable hábito de beber agua mineral natural de Andalucía.

 

La historia de El Botijo Agua de Andalucía.

Y es que El Botijo Agua de Andalucía nació como empresa en el año 2000 con el propósito de desarrollar su actividad en las provincias de nuestra región. Con la vocación de acercar agua fresca y ponerla a tu alcance, directa de Sierra Nevada, sin tener que cargar peso. Para que disfrutes de agua de máxima calidad y mineralización débil sin tener que cargar peso.

dispensador de aguaEstar a tu lado tanto en el ámbito doméstico como el laboral, nos motiva.

Compartir ese objetivo con un elemento ancestral como el botijo, tan presente en nuestra cultura ¡nos entusiasma!.

Sabemos que muchas personas sonríen al conocer nuestro nombre y nuestra dedicación, pero es que no podemos sentirnos más identificados con este objeto que fue un recipiente imprescindible en todos los hogares andaluces.

¿Conocías la historia y el funcionamiento del botijo?

¿Quieres saber más sobre nuestro servicio de dispensadores a domicilio?

Déjanos un comentario, nos encantará contestarte 🙂

 

 

, ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.